La atención sanitaria no presencial, clave para evitar la propagación de la COVID-19

La COVID-19 multiplica por cinco las visitas telemáticas en centros de atención primaria catalanes y se superan, excepcionalmente, las restricciones del marco regulatorio de la atención no presencial


Para consolidar la consulta de salud virtual, el estudio propone recomendaciones como la regulación, la confidencialidad o la construcción de un marco jurídico más robusto


Enlace directo al estudio


Enlace directo al Webinar completo



La atención no presencial ha sido clave para evitar la propagación de la COVID-19 en pacientes que necesitaban atención sanitaria. Es una de las principales conclusiones del informe elaborado por el Institute for Healtcare Management de Esade, promovido e impulsado por Barcelona Health Hub y con el apoyo de Community of Insurance como partner estratégico, y liderado por Esade Creapolis, acerca de la consulta de salud virtual y sus beneficios para el sistema sanitario. De hecho, la pandemia ha acelerado su aplicación en el ámbito público y ha vuelto a poner sobre la mesa el debate acerca de las limitaciones y el potencial de la telemedicina. Oscar García-Esquirol, director médico de Barcelona Health Hub, ha destacado la necesidad “de consolidar este modelo de atención de manera complementaria a la atención presencial una vez se supere la pandemia”.

El estudio pone de manifiesto la velocidad con la que se adaptó el sistema al inicio de la crisis sanitaria, gracias a la rápida incorporación de la consulta médica virtual. En este sentido, más del 85% de las consultas externas hospitalarias de abril se realizaron vía telefónica o no presenciales en Cataluña y se calcula que la pandemia ha multiplicado por cinco las visitas telemáticas en los centros de atención primaria.


Falta de seguridad jurídica como principal barrera


“Uno de los principales retos a abordar en la implantación efectiva de esta modalidad asistencial radica en el desarrollo de herramientas y aplicaciones que aseguren la confidencialidad de los datos y que cumplan con los requisitos exigidos por el Reglamento de Protección de Datos”, ha destacado Manel Peiró, director del Institute for Healthcare Management de Esade y coautor del informe.

Según el estudio, el impulso de la regulación de la normativa nacional de la telemedicina daría mayor cabida y aceptación de sus servicios entre sus usuarios, abordando cuestiones como el reconocimiento y contabilización del acto clínico, la acreditación de la identidad profesional-paciente, la responsabilidad y la privacidad y la integridad y protección de los datos.


Propuestas para consolidar la consulta de salud virtual


De cara a consolidar la consulta de salud virtual, el informe de Esade propone dos ejes de actuación sobre los que trabajar paralelamente, el regulatorio y el organizativo. En primer lugar, el eje regulatorio requeriría la involucración de las diferentes autoridades sanitarias (y otras partes interesadas, como organizaciones científicas, de pacientes y ciudadanas) para la realización de la integración, cambios y modificaciones en la regulación actual, que amplíe el horizonte y elimine barreras actualmente existentes para poder realizar una implantación efectiva de la misma.

“Aspectos clave por resolver serían la ampliación del alcance de la aplicación de la consulta virtual; la autentificación del personal sanitario y del paciente con un sistema robusto, fácil y accesible; la encriptación punto a punto de la información y el registro en la historia clínica, así como su acceso por parte del profesional sanitario”, ha detallado Joan Barrubés, director asociado del Executive Master en Dirección de Organizaciones Sanitarias de Esade y coautor del estudio.

En segundo lugar, el eje organizativo pasaría por hacer partícipe a las organizaciones de salud, a la sociedad y a todos sus actores, de la nueva modalidad asistencial, así como los beneficios que supone la misma. En este sentido, el estudio recomienda la introducción de la consulta médica virtual en la organización y gestión del tiempo de los equipos asistenciales y la adopción de los sistemas de información asistenciales para el registro de los actos médicos no presenciales. Asimismo, considera importante promover acuerdos entre financiadores y proveedores asistenciales para costear, adecuadamente, dicha actividad y formar a los profesionales en el uso de este tipo de consultas.


Enlace directo al estudio


Enlace directo al Webinar compelto

Esade Creapolis

Av. de la Torre Blanca, 57; Sant Cugat del Vallès

+34 935 543 000

  • Icono social LinkedIn
  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube