MEJORAR LA COMPETITIVIDAD RESPETANDO EL MEDIO AMBIENTE


ESADECREAPOLIS acogió el pasado día 10 de marzo la tercera sesión del programa Innovation Best Practices Exchange (IBPE) in Business Sustainability dedicado a la Sostenibilidad Medio Ambiental. Esta es la sexta edición del programa y la primera dedicada a la Business Sustainability, que se alargará hasta mediados de mayo y contará con dos sesiones más. Paralelamente se están celebrando sesiones de IBPE en Innovation Management y en Corporate Venturing.

La primera parte de la sesión fue a cargo de Jordi Oliver, de Inèdit Innova, una empresa dedicada a la ecoinnovación y competitividad empresarial, nacida a partir del Parc de Recerca de la UAB. Oliver ha presentado la ecoinnovación como “una estrategia de negocios que integra sostenibilidad en toda la cadena de valor de una empresa e implica cambios en distintos niveles, tanto estratégicos, técnicos o en desarrollo de productos”.

Según Oliver, “el 80% del impacto mediambiental se determina durante fase de diseño” por lo que el experto apuesta por invertir en ecodiseño ya que “podemos intervenir de forma sencilla y medir la huella ambiental con anterioridad” y adaptar el tamaño, material o el transporte del producto para reducir la contaminación.  

Crear un presupuesto energético y de emisiones y escoger proveedores basándonos en economía circular para que nuestros residuos sean la materia prima de otras son dos de las medidas que podemos tomar para que nuestra compañía sea más respetuosa. Sin olvidar el auge de los modelos de negocio basados en la servitización, como por ejemplo, empresas que alquilen material de oficina, permitiendo así un cambio en la mentalidad y que los productos sean más duraderos y fácilmente reparables.

Oliver explicó que “todas las empresas pueden ecoinnovar” y detalló algunas de las motivaciones para hacerlo: adaptarse al mercado, por la demanda de consumidores con tal decumplir con sus requisitos, como estrategia de anticipación y para crear nuevos mercados.

“El camino no es sencillo” asegura Oliver “hay diferentes barreras en la implementación de la ecoinnovación, tanto internas, de inversión o de clientes, por ejemplo”. Pero defiende que las empresas ganan mayor competitividad a través de la sostenibilidad.

Laboratorios Esteve, con la representación de Paz Arias, directora de Prevención y Medio Ambiente,  y Mireia Marimón, responsable de RSC, ejemplificó el caso práctico. Para Marimón “la responsabilidad debe estar en los valores” y señaló el compromiso de Esteve con la sostenibilidad. Desde la adhesión en 2002 al Pacto Mundial de la ONU hasta la creación, el pasado 2015, de un código ético.

Así mismo, en 2011 presentaron un plan director de RSC que, entre otros, incluye preservar el medio ambiente, comprometerse con las comunidades locales, crear entornos de trabajo óptimos y transparencia con los grupos de interés.

Arias ha asegurado que “existe una inquietud creciente de los grupos de interés por el código ético”. Además ha explicado que Esteve está haciendo “pasos hacia adelante para que los posibles cambios en la legislación no les afecten de un día para otro” y “lograr promover activamente las relaciones con las personas y el medio ambiente junto con un desarrollo sostenible”