La startup catalana Urban Enjoy ha desarrollado una gamma de juegos infantiles basados en realidad aumentada para fomentar el juego cooperativo entre niños y niñas de 3 a 12 años en los parques urbanos. Se trata de una aplicación para el teléfono móvil que se activa cuando el usuario escanea un código QR ubicado al mobiliario urbano y que plantea retos tanto físicos como cognitivos con el objetivo de estimular las dinámicas de grupo.


La startup es una de las 10 empresas catalanas que participa en el programa de aceleración EMPENTA, impulsado por ACCIÓN –la agencia de la Generalitat de Cataluña para la competitividad de la empresa, que depende del Departamento de Empresa y Conocimiento–, conjuntamente con ESADE y ESADECREAPOLIS, con el objetivo de acelerar el crecimiento de empresas que se encuentran en fases iniciales para que sus productos lleguen al mercado y encuentren financiación.


La idea de Urban Enjoy nació de la mano de Carlos Freire, arquitecto urbanista especializado en espacio público y paisaje, y Santi Ribes, informático y especialista en desarrollo de aplicaciones. “Nuestro objetivo es que los niños y niñas utilicen la tecnología en el parque de una manera divertida y grupal en ninguna parte de hacerlo individualmente y cercados a casa”, asegura Freire. Por su parte, Ribes subraya que “ya no se trata de luchar contra la tecnología para hacer que los niños salgan de casa, sino de aliarse y potenciarla como elemento socializador y de aprendizaje físico, cognitivo, afectivo y sobre todo lúdico”. En este sentido, el proyecto ha contado con la colaboración del doctor en psicología y profesor de la Universitat Ramon Llull Joaquim Serrabona, psicomotricista y terapeuta familiar especializado en niños.

Así, la aplicación combina juegos físicos de carreras y circuitos interactivos, uno de cognitivo consistente a encontrar figuras en realidad aumentada a partir de pistas de imágenes, sonidos o adivinanzas, y un espacio dedicado a la animación de realidad aumentada en el cual los niños pueden interactuar y hacerse fotos con aquellos objetos virtuales que encuentren. Además, los ganadores de cada partida también pueden fotografiarse en un podio virtual con trofeos invisibles a la vista humana pero reales desde la pantalla del móvil.


Actualmente, Urban Enjoy ha empezado una prueba piloto en Alcoi después de testar los juegos en varias sesiones con grupos de niños. Urban Enjoy, fundada hace dos años y formada por un equipo de 10 personas, entre las cuales se encuentran arquitectas, programadores, informáticos, diseñadores y modeladores, ha llevado a cabo este proyecto con la empresa Breinco Smart, que ha fabricado las losas de pavimento con los azulejos de juegos imprimidos digitalmente.