El estudio “Los ciudadanos y la economía circular. Situación actual y perspectivas de futuro” elaborado por Creafutur y con el soporte de ESADE se presentó éste 3 de julio en el Palau Robert de Barcelona.

18070301FM150.jpg

La economía circular surge para dar respuesta a la necesidad de transformar el modelo económico que ha prevalecido (y sigue prevaleciendo) en la industria y en el consumo: la economía lineal que a día de hoy ya no es sostenible. Esta transición requiere la implicación de tres ejes: sector público, sector privado y ciudadanos.

Delante este cambio de modelo, el estudio tiene dos objetivos distintos. Por una parte analizar comportamientos, actitudes y percepciones de los ciudadanos españoles en relación a la sostenibilidad y a la adopción de prácticas de economía circular; y por otra parte, identificar buenas prácticas a nivel local e internacional encaminadas a acelerar la implementación de la economía circular. Para abordar ambos objetivos se ha realizado parte del estudio en Escocia, referente en el desarrollo de economía circular. Para más información sobre el análsisis, puedes descargar el informe.

Se han identificado cuatro perfiles de ciudadanos en función de su comportamiento y actitudes relacionados con la sostenibilidad y la economía circular:

  • Concienciados
  • Impredecibles
  • Tradicionales
  • Despreocupados.

Con el objetivo de obtener un valor que mida la circularidad e los ciudadanos, se ha creado el “Circular Index” a partir del análisis de diferentes variables que denotan el nivel de sensibilidad hacia la sostenibilidad. Tanto a España como a Escocia aún les queda mucho por mejorar en cuanto a comportamientos “circulares”, ya que en ambos casos no llegan al 50%, siendo el sector más joven de la población (18 a 29 años) el que tiene un CI más bajo.

A lo largo del estudio, también se han analizado hábitos y comportamientos delante temas como el reciclaje, la reparación de productos, la compra de segunda mano, el reciclaje y la remanufacturación de los productos, la motivación de compra de los productos y los incentivos para un comportamiento más sostenible.

Estudio completo: