El pasado 22 junio tuvo lugar la sesión sobre analítica en el retail en la que participaron Accenture Digital y Orange. Abrió la sesión Vanesa Jiménez de Accenture Digital reflexionando sobre el impacto que las tecnologías y las nuevas capacidades analíticas tienen en la captación, análisis y explotación de los datos. El Big Data, los sistemas cognitivos, la realidad virtual, el deep learning o la robótica son solo algunas de estas aplicaciones que permiten nuevas interacciones con los datos en el sector retail. Vanesa Jiménez expuso algunos ejemplos de como estas tecnologías permiten un mayor conocimiento del cliente, una mejora de la experiencia para el cliente o la automatización de tareas que no aportan valor.

 
 

Vanessa Jiménez compartió su visión sobre como las compañías tienen que diseñar estrategias de analytics centradas en obtener insights que les permitan tomar mejores decisiones y pasar a la acción. Algunas de las aplicaciones que destacó fueron la personalización, la previsión de demanda, gestión de proveedores, optimización de precios y la optimización de la inversión en acciones de marketing.

Según Vanesa Jiménez "analytics es la herramienta que nos permite ver nuevas dimensiones en los datos y nuevas opciones de respuesta con la que nuestra capacidad como humanos no puede competir".

 
 

En la segunda parte de la sesión Carlos López Pampin de Accenture Digital introdujo el caso práctico de Orange. Esta compañía está trabajando la explotación de los datos de movilidad y los beneficios que estos pueden generar a los retailers.

Carlos Isabel de Orange desveló las principales líneas de su estrategia en la explotación de los datos de movilidad y la creación de nuevas aplicaciones para los retailers. Estas aplicaciones, se basan en datos móviles desagregados que permiten obtener información relevante a la hora de, por ejemplo, tomar decisiones en la ubicación de nuevas tiendas o personalizar la oferta de las tiendas.

Según Isabel, el smart data aplica, a parte del retail, en sectores como la banca, el turismo, el transporte o el marketing. Con el smart data, las empresas pueden detectar huecos de mercado, oportunidades y maximizar sus resultados.