Captura.JPG

La Fundación Creafutur ha presentado el estudio “Los ciudadanos y la movilidad en Barcelona: situación actual y perspectivas de futuro” financiado y co-elaborado por 11 entidades privadas y públicas.

Dentro de la ciudad de Barcelona se producen casi 5 millones de desplazamientos diarios, la mayor parte de los cuales, a pie o en bicicleta, seguido por el transporte público y, en última posición, transporte privado. Somos conscientes que estamos a las puertas de un cambio en la forma de desplazarnos por las ciudades y, por este motivo, las administraciones están adoptando medidas que favorezcan una movilidad sostenible.

El objetivo principal del estudio ha sido analizar hasta qué punto evolucionarán en un futuro (10-15 años) las actitudes y los comportamientos de los ciudadanos en relación a sus trayectos en días laborables. Para ello, se han estudiado tres factores de cambio:

  • Los nuevos servicios de movilidad compartida: el 55% de los ciudadanos del área metropolitana de Barcelona está interesado en utilizar los nuevos servicios para compartir coche, como el carpooling o el one-way carsharing.
  • Las medidas de restricción del uso del coche: si los ciudadanos se vieran afectados por la prohibición de utilizar el transporte privado, la mayoría optaría por los aparcamientos de disuasión, como los park & ride.
  • El rol de las empresas en la movilidad de sus empleados: la mayoría de trabajadores no disponen de medidas ni incentivos.
 

"el 55% de los ciudadanos del área metropolitana de Barcelona está interesado en utilizar los nuevos servicios para compartir coche, como el carpooling o el one-way carsharing."

 

Aunque Barcelona y su área metropolitana hayan adoptado medidas para reducir el uso del coche privado, un 69’4% de los encuestados creen que tendrán coche en 10 años. Porcentaje similar al de la gente que posee un coche en la actualidad. Más del 59’6% de los conductores considera que para dejar de utilizar el coche, el transporte público debería mejorar.

Los nuevos servicios de movilidad compartida pueden ser la alternativa al vehículo privado y la solución a los graves problemas de contaminación y congestión que afectan a las principales ciudades europeas.