La primera Aula Internacional de Innovación Turística del año pretendía dibujar las principales líneas de este nuevo año 2017 en el sector del turismo. Para ello, unos invitados excepcionales como son: Miquel Forns, Diputado Delegada de Turismo, Josep Anton Grases, experto en destinos turísticos y Damià Serrano, responsable del LABTurisme impulsado por la Diputació de Barcelona.

Josep Francesc Valls, director del Aula Internacional de Innovación Turística, ha apuntado que teniendo en cuenta las características del consumidor 2020, todo aquel producto turístico que no contenga una experiencia, un buen relato y algún juego que ayude a disfrutarlos, tendrá menos interés. “Tenemos que presentar productos personalizados en función de los estilos de vida de nuestros clientes. Nos están reclamando customización”, sentencia Valls.

En el mundo hay un 4% de viajeros, lo que representan 46 millones de personas más que el año anterior. Según Josep Anton Grases, experto en destinos turísticos, España se consolida como tercer destino a nivel mundial, tanto en número de llegadas como en gasto global. Los hundimientos de Egipto, Túnez y Turquía han desviado flujos a otras zonas del mediterráneo. Hecho que se ha visto agravado con los acontecimientos acaecidos en Francia. Grases afirma que de cara a 2017 se prevé un crecimiento similar, de entre un 3 y un 4% y España espera consolidarse como destino de referencia.

Damià Serrano, responsable del LABTurisme impulsado por la Diputació de Barcelona, explica que la provincia de Barcelona ha experimentado un crecimiento del 16.5% aunque se ha reducido la estancia media, afectando al gasto medio por turista. Barcelona tiene 130.000 plazas turísticas y para 2017 ya han aumentado las del año anterior. Por otra parte, Serrano destaca la importancia de conocer al turista y establece como principal reto para 2017 afinar en la motorización del momento de inspiración. “Disponer de información de nuestra reputación online es una apuesta ganadora”, afirma Serrano “porque es una guía para los usuarios y nuestros potenciales clientes”. El volumen de reviews es enorme y más de un 80% se centran en restauración. Serrano explica que ha habido una ligera mejora en las opiniones de alojamientos y restaurantes y que, en general, la reputación es más negativa en la costa con el interior, hecho que atribuye a las expectativas que se tienen.