El pasado 18 de octubre tuvo lugar una sesión sobre omnicanalidad en el marco de las actividades del EsadeCreapolis Retail Forum. En esta ocasión, el acto tuvo lugar en el espacio mVentures del Edificio Pier01, hub del ecosistema digital de Barcelona y sede de la asociación Barcelona Tech City. El principal objetivo de la sesión fue presentar propuestas innovadoras en sectores distintos, que ofrecen a los actores tradicionales del sector retail, nuevos canales de relación y venta con sus potenciales clientes.

Abrió la sesión Pedro Costoya de BeRepublic presentando el impacto de la omnicanalidad en el retail y las tendencias de futuro a través de diferentes casos prácticos. A continuación, presentó a las tres start-ups protagonistas del acto con nuevos modelos de negocio en sectores como la automoción, la alimentación o el comercio.

La primera start-up en intervenir fue Carnovo a través de su CEO Ferran Jover, que presentó el modelo de negocio de esta start-up que inició su actividad con el objetivo de ofrecer una solución para facilitar la compra de un coche nuevo. Su modelo ofrece a los fabricantes automovilísticos un nuevo canal de relación con el cliente y, a la vez, una herramienta para conocer de forma más precisa la actividad de los concesionarios de su marca. Esta plataforma facilita al cliente cinco ofertas en concesionares concretos en menos de 24 horas. De esta forma, agiliza el proceso de elección, ahorrando al cliente desplazamientos innecesarios.

El siguiente turno fue para Victor Roca, CMO de Deliberry, que compartió el modelo singular de este ecommerce de groceries cuyo principal factor diferencial es que ofrece un gran abanico de oferta y la posibilidad de comprar artículos en diferentes supermercados y tiendas de alimentación y frescos. El picking de sus compras lo realiza una red de mamashoppers,  personas en riesgo de exclusión social a través del acuerdo alcanzado con varias entidades, normalmente amas de casa especialistas en las compras del día a día, que conocen mejor que nadie la oferta de producto. 

La última start-up en intervenir fue Shoppiday. Su CEO Ricardo Ruiz fue el encargado de presentar esta aplicación que ofrece al cliente final obtener ingresos por sus compras, sin restricciones de producto y con la misma experiencia de compra que cualquier otro cliente. El modelo de cashback permite a los comercios obtener un mayor tráfico de personas en sus tiendas físicas y online, a cambio de una comisión por transacción, que luego se reparte entre Shoppiday y el consumidor. Esta plataforma ofrece a las marcas y retailers de todo tipo un nuevo canal de venta y relación con el consumidor.

A continuación tuvo lugar un debate entre las tres start-ups moderado por Coral Mocquot de BeRepublic en el que se profundizo sobre diferentes aspectos y el público pudo trasladar varias cuestiones a los ponentes. Por último, tuvo lugar un espacio de desayuno y networking en el que los asistentes pudieron intercambiar impresiones con los ponentes.