Walkmod, el autocorrector para programadores


Walkmod es una de las 20 startups que ha sido seleccionada para la V Edición de EMPENTA en el itinerario de Disruptive Technologies. Los fundadores han desarrollado un software autocorrector de líneas de código para programadores.

EMPENTA 2015 es el programa de aceleración de startups innovadoras y de base tecnológica organizado por ESADECREAPOLIS con el apoyo de ACCIÓ, Catalunya Emprèn y ESADE.

 

¿Qué es Walkmod?

Walkmod es una herramienta que no sólo reporta malas prácticas de programación, sino que puede corregir muchas de ellas. Sería algo similar al autocorrector del Word que muchos de nosotros usamos, con la diferencia de que podrías usarlo independientemente del editor de texto que tengas.

 

¿En qué consiste el software desarrollado?

Consiste en dos piezas:

1)    Herramienta de uso personal: que permite la autocorrección de sus errores des de su ordenador personal.

2)    Servicio SaaS: para garantizar que las contribuciones de todos los programadores no contienen ninguno de los errores. En caso de que no tenga una corrección automática, simplemente, se reporta.

 

¿Cómo monetizáis una plataforma opensource?

Ofreciendo un software as a service y servicios de consultoría para las empresas que quieren ser ágiles en su adopción.

 

¿Cómo y cuándo surgió la idea?

Sinceramente, la idea surgió porque como programadores, somos “vagos”. Creemos que para la mayoría de aplicaciones, una empresa define una “plantilla” de como hacer los programas, y luego, simplemente hay que aplicarla una y otra vez. Cada empresa tiene sus propias plantillas y se siente orgullosa de ellas. No obstante, incitar a una empresa a que defina sus plantillas con una tecnología nueva es un esfuerzo que cuesta conseguir, pero existen herramientas en el mercado que, en vez de definir plantillas, lo que hacen es definir patrones para lo que no debería ser, es decir, lo que no es correcto en la plantilla y luego, se pueden reportar todos los errores gracias a que siguen esos patrones. No obstante, es el programador quien tiene que corregir esos errores manualmente, y es donde aquí creemos que Walkmod da valor añadido. Fue una empresa externa quien nos dijo: eh chicos, he creado los patrones que me reportaba una herramienta existente con Walkmod y me ha ido genial!

Así que para responder el cuando, nos remontamos al 2009 posiblemente con la idea original, pero no fue hasta el 2014 que pivotamos en la dirección correcta.

 

¿Quiénes integran el equipo?

Somos Raquel Pau y Albert Coroleu. Al ser ambos técnicos, permite que hablemos en un mismo idioma. Nos hemos responsabilizado de diferentes partes del proyecto: la herramienta open source la lleva Raquel Pau, ya que es quien ha llevado el desarrollo principal, y el SaaS lo lleva Albert Coroleu dado que tiene más experiencia en estos tipos de software.

 

¿Estás pensando en ampliar el equipo?

Nos gustaría ampliar el equipo con gente que pueda aportar valor por haber trabajado en áreas no técnicas en proyectos open source que se comercializan a través de un sofware as a service.

 

¿Por qué Walkmod es un proyecto innovador?

Porque hasta ahora, las herramientas de gestión de calidad del código se usan para saber “como de mal” está un proyecto software, pero nunca lo reparan. Muchas veces, dado que el esfuerzo a aplicar oscila entre un 15% y un 25%, cuando el software funciona se comete el riesgo de abandonar las correcciones, lo que puede conllevar a pasar por alto otras de más peligrosas para el mantenimiento. Por ese motivo, creemos que ofrecer facilidades para estas autocorrecciones, hace que en épocas de entregas, se pueda entregar un software rápido sin perder de vista la calidad de éste.

 

¿En qué se diferencia de proyectos similares en internet?

Los proyectos de gran éxito para desarrolladores son, en general, open source. El motivo es sencillo: transparencia para saber qué funciona y qué no, cómo está hecho y permiten la colaboración para la solución de problemas.

 

¿En qué fase está Walkmod ahora mismo?

Estamos obteniendo nuestros primeros clientes, ayudando a integrar Walkmod en diferentes empresas y en fase de finalizar la plataforma de pago del SaaS, integrando algunas de las mejoras que nuestros usuarios nos han hecho llegar. Por otra parte, estamos intentando construir un equipo con los mejores, para obtener inversión.

 

¿Qué creéis que se ha valorado más de este proyecto para entrar en Empenta?

Es un proyecto con un enfoque muy acotado, que puede beneficiar, y mucho, a las empresas que precisamente no se pueden costear un equipo muy profesional de programadores. Además, le hemos puesto muchas ganas para tirar este proyecto adelante dándole la máxima visibilidad posible en conferencias para programadores.

 

¿Qué esperáis de Empenta y qué habéis aprovechado hasta ahora?

Nosotros somos de perfil técnico, así que lo que esperábamos era consensuar el modelo de negocio; no sólo a nivel de producto, si no saber cómo determinar su precio y el correspondiente plan financiero.

 

Creemos que todo esto se nos ha dado y nos está dando más allá de nuestras expectativas. Ha sido especialmente positivo que dos de nuestros mentores fueran técnicos. Las sesiones de equipo nos han ayudado mucho a conocernos a nosotros mismos y saber los valores de la empresa, así como descubrir cómo proceder para conseguir nuestros objetivos. Además, hemos aprendido cómo formalizar una relación de socios, entre muchos más aspectos.

 

¿Cómo describiríais vuestra experiencia en Empenta?

Es una experiencia que por delante de todo, es enriquecedora tanto a nivel profesional como personal. No sólo por la formación recibida, sino por las experiencias que han tenido empresas de ediciones anteriores y los equipos que están en la misma edición: analizas otras formas de actuar y se transmiten las ganas de luchar.

 

¿Cuáles son vuestras expectativas y objetivos de futuro?

Nuestra expectativa sería conseguir inversión para poder tener un buen equipo trabajando detrás del producto. No obstante, aún no sabemos si esta inversión será a través de sponsorship de las empresas en las que estamos integrando la herramienta o será a través de inversión privada.

 

¿Participar en Empenta os ha hecho cambiar los objetivos y las expectativas iniciales?

Sobretodo, nos ha hecho priorizar partes no técnicas. Al final el problema recae en cómo poder pagar un buen equipo para que trabaje en el producto. Para ello, se necesita un plan financiero, y, para el plan financiero, se necesita un roadmap bien claro para traducir la inversión en valor.

 

¿Cuáles han sido los mayores retos a los que os habéis enfrentado y a los que prevéis enfrentaros?

Creo que el mayor reto ha sido “sentarse” a analizar qué plan seguimos y porqué, así como también hablar con unos primeros inversores, cuestionarte todo des del principio y sin miedo, y responder a las preguntas de quienes pueden ser tus partners, quien es tu competencia y si realmente eres algo diferente o eres lo mismo con un valor añadido.

Creo que el principal reto será obtener un equipo AAA para obtener inversión.

 

¿Un consejo para cualquier emprendedor que quiera empezar su nuevo proyecto?

Nuestro consejo, especialmente para emprendedores que sean programadores, es que aunque tengan una tecnología que pueda servir para muchos propósitos, se centren en uno. Básicamente, porque la gente se hace ideas abstractas de ejemplos concretos. Los mensajes de marketing han de ser concretos, porque la gente no perderá el tiempo en entender qué haces. Una vez concretices, la gente te encontrará y ello te implicará muchos esfuerzos de especialización que actualmente, es posible que no tengas en cuenta. Por tanto, si lo extrapolas, verás que no estabas haciendo nada “especialmente” bien y que especializarte, te aporta usuarios.