Kiasu, etiquetas inteligentes para localizar a tus hijos


Kiasu es una de las 20 startups que ha sido seleccionada para la V Edición de EMPENTA en el itinerario de Disruptive Technologies. Los fundadores, Enric Arumí, Alex Tarragó, Daniel Vea y Xavier Bassols, han desarrollado una etiqueta inteligente para la ropa que micro-localiza la posición de tus hijos en caso de pérdida.  

EMPENTA 2015 es el programa de aceleración de startups innovadoras y de base tecnológica organizado por ESADECREAPOLIS con el apoyo de ACCIÓ, Catalunya Emprèn y ESADE.

 

¿Qué es KIASU? 

KIASU es una empresa que investiga y desarrolla nuevos productos tecnológicos aplicados al textil. 

Nuestro primer producto es una pequeña etiqueta inteligente, Kiasu Tag, que se puede adherir o coser en cualquier pieza de ropa transformándola en ropa inteligente conectada al móvil de los padres.

Es una herramienta extra de seguridad que ofrece una mayor tranquilidad a los padres con niños pequeños. Les ayuda en las tareas de seguridad, como por ejemplo localizar en caso de perdida o también almacenar información importante para ser mostrada en caso de emergencia.

 

¿Cómo y cuándo surgió la idea?

La idea surgió hace casi dos años, viendo en las noticias la gran cantidad de niños que se perdían mientras hacían actividades al aire libre con sus padres. Por ejemplo en la playas Españolas, estudios de Cruz Roja Española estiman en más de 10.000 niños perdidos cada año. No son niños que pasen a listas de desaparecidos porque la gran mayoría son encontrados al cabo de 15/30 minutos, pero el miedo y la ansiedad que genera tanto a los padres como a los niños es muy grande, y esta situación se repite en las ferias, fiestas populares, parques de atracciones, etc… 

Simplemente no entendíamos porque pasaba esto con la cantidad de tecnología que tenemos disponible hoy en día para evitarlo.

Investigamos y nos dimos cuenta que los sistemas tradicionales como una pulsera con el nombre y el teléfono escrito no solucionan el problema, ya que solo sirven cuando los niños ya se han perdido y alguien que se da cuenta les pregunta cómo ayudarles. Por otro lado, los sistemas tecnológicos de localización como por ejemplo los rastreadores GPS son considerados demasiado intrusivos por alguna gente, y además no son suficientemente prácticos ni económicos para que sean una solución popular.

Lo curioso es que los datos demuestran que este fenómeno va en aumento año tras año, y nadie piensa que le pueda pasar con sus hijos hasta que le pasa.

Así que pensamos que la solución pasaba por incorporar en la propia ropa una tecnología que nos ayude en caso de emergencia y proporcione una mayor tranquilidad. A partir de ahí, decidimos empezamos a crear KIASU.

 

¿En qué consiste la tecnología desarrollada?

Kiasu es la mezcla de tecnologías existentes con un nuevo concepto de producto. Kiasu esta diseñado para ser integrado en el tejido y permite monitorizar ciertos parámetros, localizar y almacenar información importante en la propia ropa.

La etiqueta Kiasu Tag tiene tres funcionalidades básicas. La primera es la micro-localización, la cual permite a los padres definir un perímetro de seguridad a su alrededor, y si el hijo o hija se aleja de ellos más de lo establecido y existe peligro de que se pierdan, Kiasu activa una alarma en el móvil de los padres. Su principal función es ayudar a prevenir que se pierdan.

En el caso de que por alguna razón niño/a se pierda y no tengamos señal directa con nuestro móvil, los padres pueden activar el botón “perdido” de la app y automáticamente cualquier otro usuario de forma anónima enviará la ultima localización encontrada. El dispositivo no incorpora un GPS en su interior, evitando todos sus puntos débiles. La localización se emite a través de los GPS de los móviles que nos rodean, y que gracias a una plataforma que gestiona la conexión de todos los usuarios, logramos lo que denominamos como Social GPS.

Por último, en el caso de que el auxiliador no tenga la app de kiasu para enviar la localización instantáneamente, puede acercar el móvil hasta tocar la etiqueta acceder a la información que los padres hayan decidido guardar en ella. Por ejemplo el nombre, el numero de teléfono, alguna alergia, etc.. o incluso el nombre del hotel donde están hospedados en el caso que estén viajando, ya que los padres pueden actualizar esa información en cualquier momento.

Desde un principio tuvimos muy claro que Kiasu Tag no es una herramienta de control sino de ayuda. Buscando siempre el equilibrio entre seguridad y privacidad. Por eso, Kiasu no muestra todo el historial del recorrido hecho, solo la última ubicación encontrada, para ayudarte en el momento que lo necesites.

 

¿Quiénes integran el equipo?

El equipo esta formado por Xavier Bassols, Daniel Vea, Àlex Tarragó y Enric Arumí. Somos tres graduados en ingeniería y uno en empresariales.

El equipo tiene las áreas de responsabilidad muy definidas para cada uno y no hay apenas superposición en las diferentes tareas. Estamos haciendo mucho con muy poco y esto exige lo mejor de cada uno. 

Somos un equipo joven y capacitado, y aunque no tenemos experiencia específica en empresas de smartclothing, si que tenemos experiencia previa en empresas del sector textil y de software.

Conocemos las limitaciones y posibilidades de cada sector por separado, y nuestro trabajo como equipo en la empresa pasa por unir los conocimientos que tenemos de estos dos sectores tradicionalmente tan distantes para crear algo nuevo.

Algo interesante es que no solo estamos creando software, también estamos creando un producto físico y eso implica incorporar fabricantes como parte del “equipo” en el proceso de desarrollo.

En ocasiones, desde las muestras del tejido que utilizamos, hasta la ubicación de los componentes electrónicos del circuito son una aventura y descubrimos nuevos procesos para lograr lo que buscamos… y esto es perfecto porque estamos innovando y probando cosas nuevas. Todo el equipo esta aprendiendo muchísimo durante este proceso.

 

¿Contempláis ampliar el equipo? 

Si, contemplamos ampliar el equipo en el área de desarrollo software en cuanto sea posible. Hemos creado un producto que esta casi listo para salir al mercado con las funcionalidades básicas, pero somos un equipo exigente con nuestro trabajo y sabemos que existen áreas de mejora y optimización.

Por otro lado también queremos seguir evolucionando con más productos, así que nos faltaran manos. Pero todo esto irá totalmente relacionado con los ingresos de la empresa ya que en este momento no podemos asumir la contratación de nuevos miembros. 

 

¿En qué fase está KIASU ahora mismo?

Ahora mismo, Kiasu ya tiene desarrollada la app para iOS y Android, y la plataforma que gestiona todos los usuarios en red. También tenemos la primera versión de nuestro propio dispositivo hardware, es totalmente funcional y ya estamos trabajando en el rediseño de la segunda y ultima versión para acabar de optimizarlo aún más.

Al apostar por la creación de un hardware especifico para smartclothes, nos ha hecho retrasar nuestra salida al mercado y focalizar nuestros esfuerzos en su desarrollo. Pero esto nos permite ofrecer un mejor producto a los clientes y además nos abre las puertas a la comercialización de nuestro hardware a otras marcas o desarrolladores para que puedan crear sus propios proyectos de smartclothes.

La principal contrapartida es que esto nos lleva a la necesidad de obtener las certificaciones necesarias para salir al mercado, por lo que actualmente estamos en búsqueda de financiación para poder hacer frente a estos costes.

 

¿Cuáles han sido los mayores retos a los que te has enfrentado y a los que prevéis enfrentaros?

Probablemente el mayor reto al que nos hemos enfrentado hasta ahora es el desarrollo del hardware. Al principio empezamos usando módulos de otros fabricantes y adaptándolos añadiendo otro modulo creado por nosotros. De esta forma pudimos empezar a trabajar todo el firmware y software de Kiasu.

Pero llego un punto en el que todo el equipo nos replanteamos este problema. Finalmente como no encontrábamos ningún módulo que realmente hiciera lo que queríamos y con las características que necesitamos, decidimos crear desde zero el hardware de kiasu. Esto no solo nos ha permitido crear un producto a medida para smartclothes, sinó también diseñarlo optimizando los costes de producción.

Esta fase ya esta controlada, el reto al que nos empezamos a enfrentar ahora no es de carácter técnico, es ejecutar de la mejor forma posible la estrategia de comunicación y dar a conocer nuestro producto. Aún no existe ningún referente claro en el mercado con el que comparar y tratándose de los hijos la gente pregunta mucho para entenderlo mejor. Una vez han preguntado, tienen todas las respuestas y conocen bien el producto, les encanta! Así que ahora nos falta saber transmitir todo eso en una sola frase y enamorarles.

 

¿Cuáles son vuestras expectativas y objetivos de futuro?

El sector textil se esta reinventando, marcas como Topshop, Asos, Levi’s,… han hecho publico su interés con alianzas y organizando eventos para start-ups de smartclothing, otras también están trabajando en ello pero no lo han hecho público. Alguna marca nacional y extranjera nos ha contactado para conocer de primera mano lo que estamos haciendo. 

Nuestro objetivo final es lograr una alianza con una marca importante que nos permita cerrar el circulo en cuanto a distribución y venta, para poder centrarnos en el desarrollo de productos nuevos, que es lo que más nos “divierte”.

Pero como sabemos que cerrar acuerdos lleva mucho tiempo y no es fácil porque intervienen muchos factores que escapan a nuestro control, nuestro camino sigue dirigido a salir al mercado con nuestro producto y nuestra marca.

Somos un equipo muy creativo y trabajador, sin miedo a nuevos retos, y ya tenemos varios productos apuntados en una lista para desarrollar en los próximos años. Todos relacionados con el textil pero dirigidos a diferentes segmentos.

Creemos que incorporar tecnología en la ropa, puede ayudar mucho a mucha gente. Se puede monitorizar parámetros del propio usuario o de su entorno, se pueden utilizar sensores con fines médicos o de ocio. La ropa tecnológica nos facilitará muchas cosas y sin ninguna duda puede cambiar nuestras vidas a mejor.

 

¿Por qué KIASU es un proyecto innovador?

Como comentaba en la pregunta anterior, las grandes marcas de moda están apostando por la ropa tecnológica. En los próximos años esta dejará de ser algo enfocado únicamente para profesionales del deporte o de ciertas industrias, y se incorporara en nuestro día a día con total normalidad.

Kiasu hace tiempo que también trabaja en esta dirección y pretende aportar innovación al tradicional sector textil, haciendo que la ropa tecnológica sea accesible para todos y que sea útil para ser usada en nuestro día a día con toda normalidad.

Nuestro primer producto tiene una orientación y en un formato muy específico, es una etiqueta para que la gente pueda crear su propia ropa tecnológica. Pero nuestro objetivo es formar parte del cambio que va a vivir la industria textil, donde ya no será necesario llevar accesorios complementarios para monitorizar ciertos parámetros ya que será la propia vestimenta la que estará haciéndolo gracias a los sensores incorporados en los tejidos. 

Además, un miembro del equipo vive y trabaja desde San José, en el corazón de Silicon Valley. Tener contacto directo con las start-ups que están desarrollando productos allí nos permite tener un conocimiento y acceso a lo último en tecnología. Esto es muy importante, piensa que los prototipos que hemos desarrollado funcionan con unos procesadores que en breve estarán disponibles en España, pero nosotros ya hace tiempo que estamos trabajando con ellos.

 

¿Qué creéis que se ha valorado más de este proyecto para entrar en el Programa Empenta?

Kiasu es un proyecto muy innovador, piensa que la primera vez que presentamos la idea en otro programa nos llegaron a decir que esto era algo útopico. Un año más tarde, después de mucho trabajo y sin haber aplicado en ningún otro lugar, decidimos aplicar al Programa Empenta con un primer producto hecho.

Supongo que a los jueces de Empenta primero les gusto el concepto de nuestro producto, luego en la entrevista vieron el producto y vieron que éramos un equipo capaz de crear cosas, y finalmente, son gente que están al día de las tendencias y conocen el potencial del producto y del sector en el que estamos.

 

¿Qué esperáis del Programa Empenta y qué habéis aprovechado hasta ahora? 

Nos decidimos a aplicar en el Programa Empenta porque creímos que en el momento en que estábamos, ESADE era el mejor lugar para ayudarnos a estructurar el proyecto y la empresa antes de salir al mercado, y gracias al soporte de ACCIÓ no suponía un coste económico para nosotros.

Participar en el Programa Empenta nos ha permitido asistir a sesiones con ponentes muy interesantes y tener acceso a una serie de mentores muy implicados y dispuestos a dedicar su tiempo y conocimientos a nuestro proyecto. Estamos muy contentos.

 

¿Cómo describiríais vuestra experiencia en el Programa?

Es la primera vez que accedemos a un programa de aceleración, y la sensación es que Empenta esta muy bien estructurado y orientado a que los proyectos realmente evolucionen, sacando el máximo provecho del capital humano que ponen a tu disposición.

Trabajar junto a estos profesionales, básicamente nos ha permitido aprender mucho sobre procedimientos y ayudarnos a estructurar mejor la empresa y el proyecto.

 

¿Participar en el Programa Empenta os ha hecho cambiar los objetivos y las expectativas iniciales?

La verdad es que no, seguimos con el mismo objetivo con el que entramos en su día. Si que las mentorias nos han hecho preguntarnos y replantearnos ciertos aspectos. Podríamos decir que nos han ayudado a pulir el proyecto.

 

¿Un consejo para cualquier emprendedor que quiera empezar su nuevo proyecto?

Difícil dar consejos… pero una cosa que cualquier persona que quiera empezar un proyecto debe tener muy claro, es que tiene que estar preparado para resistir una carrera de fondo sin saber cual será el final. Nosotros hemos trazado un camino y a partir de ahí hemos focalizado los esfuerzos en ir logrando los pequeños objetivos que nos ayudan a avanzar y conseguir el éxito del proyecto.