Competir con Responsabilidad Social y sostenibilidad


ESADECREAPOLIS inició la semana pasada la nueva edición del programa Innovation Best Practices Exchange (IBPE) in Business Sustainability con una primera sesión dedicada a la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y la sostenibilidad como estrategia empresarial integrada. Esta es la sexta edición del programa y la primera dedicada a la Business Sustainability, que se alargará hasta mediados de mayo y contará con cuatro sesiones más. Paralelamente se están celebrando sesiones de IBPE en Innovation Manegement y en Corporate Venturing.

La sesión contó con las ponencias de los expertos David Murillo y Pablo Sanchez, y con un taller posterior para que los asistentes pudiesen compartir sus experiencias.

Para el profesor de ESADE, David Murillo, “las organizaciones for profit empiezan a integrar elementos de responsabilidad corporativa sobre todo a partir de 2000”. El profesor ha citado a Milton Friedman, quien en los 70 aseguraba que “las empresas solo tienen una responsabilidad social: [...] aumentar sus beneficios”. Pero según Murillo, las crisis medioambientales, como Exxon Valdez (1989) o Bhopal (1984), y las laborales, como las acusaciones de trabajo infantil de Nike (1995), junto con la respuesta social, con las contracumbres de Seattle (1999) y Génova (2001), llevan a un cambio de mentalidad en las empresas.

A partir del cambio de milenio, se incluye la RSE en el Libro Verde de la Comisión Europea (CE) de 2003 y aparecen asociaciones que lo potencian. Los sellos de comercio justo, la ISO 26000 de RSE, “son iniciativas que buscan replantear las organizaciones y demuestra que se hacen esfuerzos en esta línea” ha explicado Murillo.

David Murillo en un momento de su ponencia.

David Murillo en un momento de su ponencia.

El profesor ha asegurado que en los últimos años “se ha repensado la competitividad”  y “las organizaciones en un contexto laboral y económico cambiante”.

Por su parte el co-fundador de Roots for Sustainability (R4S) y representante de Benefit Corporation (B Corp) en España, Pablo Sanchez, introdujo el concepto de las B Corp, “empresas que tienen una vocación de impacto social”.

Creado por exdirectivos de And1, una de las primeras empresas en introducir la responsabilidad social ya en los años 80, B Corp reúne “empresas con propósito social y ambiental positivo para dar respuesta a retos sociales y ambientales” ha explicado Sanchez.

Las integrantes tienen que cumplir unos estándares que incluyen un rendimiento social y ambiental, responsabilidad legal y criterios de transparencia. Según Sanchez, B Corp “pretende transformar la forma en que las empresas miden su éxito: no deben perseguir ser the best in the world sino the best for the world”.

Para Sanchez adherirse a B Corp cuenta con diferentes beneficios, como “la diferenciación de compromiso social y ambiental, la mejora en la gestión empresarial, la atracción de inversores y capital o la visibilidad y difusión en medios de comunicación”.

Por el momento B Corp ya cuenta con casi 1.600 empresas en 42 países, la mayoría de las cuales son pymes y con vocación de responsabilidad social desde su nacimiento. Triodos Bank, Change.org, Patagonia, Ben and Jerry’s o Etsy son algunas de las empresas que ya forman parte del movimiento y que miden su responsabilidad con el B Impact Assessment, una herramienta de avaluación basada en cinco áreas, como el modelo de negocio , el impacto en el medio ambiente, la comunidad o la transparencia.

La sesión contó también con una breve introducción por parte de Sonia Ruiz, fundadora de Noima y colaboradora del Instituto Social de Innovación de ESADE. La siguiente sesión de IBPE de realizará el jueves 28 de febrero y está enfocada al Innovation Manegement, mientras que la próxima dedicada al RSE se celebrará el jueves 11 de febrero.